tipos de baterías para montacargas

 

Si la operación de su negocio depende del uso de un montacargas, la elección del tipo de batería que utilicen los equipos es clave para la eficiencia. En esta guía le presentamos diferentes tipos de baterías de montacargas, sus diferencias principales y cómo pueden impactar la eficiencia general de las operaciones de su negocio. El primer paso para elegir baterías para montacargas es determinar su tamaño. Las baterías se producen en diferentes dimensiones, y seleccionar una que sea compatible con su vehículo es tan importante como lo es seleccionar el tipo de tecnología con la que funcionen. La mayoría de los montacargas comerciales utilizan baterías de plomo ácido o de litio, aunque algunos operan con baterías de alfombrilla de brillo absorbido, o bien, con propano, diésel o gas.

 

Tipos de baterías de montacargas

 

Baterías de plomo ácido

 

Son las baterías estándar, por lo que se pueden encontrar en la mayoría de montacargas. Se trata de unidades llenas de líquido que generan electricidad a partir de una reacción química que se presenta entre las placas de plomo que componen el cuerpo de la batería y el ácido sulfúrico que se encuentra en su parte superior, que es extraíble. Para el funcionamiento de estas baterías es necesario llenarlas periódicamente con agua, elemento indispensable para que tengan lugar los procesos químicos que generan la energía.

 

Baterías de alfombrilla de brillo absorbido

 

El funcionamiento de estas baterías, también conocidas como AGM (por sus siglas en inglés), se basa en el paso de electrolitos entre las placas de vidrio que las componen, con lo que se logran obtener altos amperios de arranque del vehículo. Las alfombrillas de la batería amortiguan las placas de plomo ultrafinas con las que se fabrican, haciendo que se compriman, y cuentan con válvulas para regular la cantidad de hidrógeno y oxígeno que emiten. Se consideran un tipo de baterías de plomo ácido y es gracias a su válvula que pueden almacenar una gran cantidad de energía, lo que las hace baterías para usos de larga duración.

 

Baterías de Litio (Li-ion)

 

La tecnología de estas baterías es más reciente que las de plomo ácido. La producción de las baterías de litio es diferente de una compañía a otra por lo que su composición química es distinta según el modelo del que se trate. Sin embargo, lo más común es que operen a base de fosfato de litio y hierro. Estas baterías son más compactas y densas energéticamente, en comparación con las de plomo ácido. Además, las celdas que las componen están selladas y no necesitan de agua para funcionar, lo que reduce el tiempo invertido en su operación.

 

Uso correcto de las baterías para montacargas

 

La manipulación correcta de las baterías para montacargas es un asunto de seguridad para reducir riesgos. Hay cuatro aspectos básicos a cuidar: tiempo de carga, tiempo de enfriamiento, método de carga y descarga.

 

Tiempo de carga

 

El tiempo de carga de las baterías de plomo ácido es de ocho horas, mientras que las de litio requieren una a dos horas; el periodo de enfriamiento de las de ácido plomo es de ocho horas y las de litio no lo necesitan. El método de carga de las baterías de plomo ácido consiste en remover la unidad del montacargas, ponerlo en la base de carga y llevarlo al cuarto especial de carga, mientras que con las de litio la carga se hace conectándolas directamente a la corriente aunque la batería se encuentre en el montacargas.
Para la descarga es necesario que las de plomo ácido se encuentren entre el 30 y 50% de su capacidad, y las de litio a un 20% de su capacidad.


Correcta instalación

 

Seguridad al cambiar y cargar la batería de la carretilla elevadora

 

Solo el personal capacitado puede encargarse de la instalación y carga de las baterías de montacargas debido a los riesgos que supone y las medidas que se tienen que adoptar en caso de un derrame de ácido. Para garantizar que la instalación se realice de manera segura, se deben seguir los procedimientos especificados por el fabricante en cuanto al uso de cargador para conexión y manipulación de cables.

 

• Verificar que el nivel del electrolito sea adecuado
• Revisar el nivel de agua
• Comprobar el voltaje y no usar una corriente superior a 25 amperios en caso de que la batería tenga ventilaciones selladas
• Apagar y desenchufar el cargador antes de manipular las conexiones de la abrazadera
• Conectar la abrazadera positiva a la terminal positiva y luego la negativa a la terminal negativa
• Apagar el cargador en caso de que la batería se caliente o si el electrolito sale por las rejillas de ventilación
• Revisar el nivel de agua después de la carga
• Agregar agua destilada o desionizada si el nivel de agua está por debajo del indicador


Evita accidentes usando el equipo adecuado

 

• Guantes de goma
• Gafas de seguridad y mascarillas de protección
• Un delantal
• Botas con puntera de acero para proteger los pies contra riesgos de aplastamiento

 

Mantenimiento de baterías para montacargas

 

Las baterías para montacargas requieren de un mantenimiento adecuado para que operen a su máximo potencial. En caso de que no se realicen las acciones de mantenimiento, la vida útil de la batería disminuirá y se corre el riesgo de un mal funcionamiento.

Las baterías de plomo ácido, incluidas las de alfombrilla de brillo absorbido, necesitan más acciones de mantenimiento, entre las que se incluyen:

 

Balancear las celdas. El proceso de producción de energía ocasiona que el ácido y el agua se estratifiquen el fondo de la batería en forma de cristales, lo que disminuye su capacidad para mantener la carga. Con el balanceo se rompen los cristales de sulfato devolviendo el adecuado funcionamiento a la unidad.
Control de temperatura. Para operar óptimamente, las baterías necesitan mantenerse a un rango de temperatura específico, por ello deberán almacenarse en un espacio con temperatura controlada después de su uso.
Gestionar el nivel de fluido. Aproximadamente cada diez ciclos de carga se recomienda comprobar que la batería tenga suficiente agua.

 

Las baterías de iones de litio necesitan menos mantenimiento en comparación con las de plomo ácido porque se balancean automáticamente. Además, soportan un rango de funcionamiento mucho más alto y no necesitan gestión de nivel de líquido porque no lo necesitan para operar.

 

Si bien las necesidades de mantenimiento de cada batería varían, independientemente del tipo de batería del que se trate se recomienda:


• Comprobar las conexiones y del estado del cargador
• Verificar el estado de la batería buscando algún tipo de fuga
• Buscar por partículas de suciedad en la batería

 

Preguntas frecuentes

 

¿Cómo elegir una batería ideal para montacargas?

Para seleccionar la batería, tome en cuenta las necesidades de desempeño según el tipo de uso que se le da al montacargas, valorando las características de cada tipo de unidad.

 

¿Cuánto tiempo duran?

Las baterías de montacargas no duran para siempre. Su tiempo de vida depende del mantenimiento que reciben y el tipo de uso que se les da, pero aproximadamente soportan 1,500 ciclos de carga, lo que se traduce en cinco años de vida.

 

¿Cuáles son los voltajes?

Los montacargas utilizan una batería de 36 o 48 voltios, por lo que deberá confirmar qué voltaje de batería requieren sus montacargas.

 

¿Cómo desechar una batería de montacargas?

Por el tipo de elementos que las componen, incluyendo materiales tóxicos, las baterías deben disponerse de manera segura para su reciclaje siguiendo las pautas establecidas en el manual de usuario.

 


Ahora que ya conoce los tipos de baterías para montacargas, cómo elegirlas y darles mantenimiento, en Montacargas del Valle de México las encontrará de las mejores marcas. Solicite su cotización al teléfono:(55) 5583-0055, correo ventas@montacargas.com.mx o a través de nuestro formulario de contacto. Con gusto le atenderemos.